Inicio > Noticias > EN LOS TERRENOS DEL LOBO… ¡ÉL SOBREVIVE!

EN LOS TERRENOS DEL LOBO… ¡ÉL SOBREVIVE!

30 / Sep

GANADEROS, autóctonos por naturaleza propia, percusores de la economía nacional, clientes directos de los agricultores, fijadores de población rural, nutricionistas del medio, promotores del “mull”, maestros de la economía circular…superan y soportan la inoperancia y filtros administrativos eternos para poder ejercer su actividad, como incumplimientos reiterados de los plazos de resolución, pérdida de expedientes, falta de coordinación entre administraciones intervinientes, errores interpretativos de la normativa sectorial que derivan en esperas desesperantes de la estimación de los recursos de alzada o incluso en la vía contenciosa debido a la obstaculización injustificada de actividades legitimas e indispensables a la supervivencia humana…


Con el apoyo de INTELECTUAL COMPANY, nuevamente un ganadero consigue defender su medio de vida, superando la discriminación de las entidades competentes, permaneciendo con vida en su medio, defendiéndose en los terrenos que mejor conoce y vive, donde es perseguido pero donde es fuerte, tal como el LOBO.


INTELECTUAL COMPANY logra la ampliación de una granja porcina para la máxima capacidad autorizable, con más de 15.000 m2 de edificaciones e instalaciones destinadas al cuido del ganado, superando todo tipo de trabas de la administración a la actividad ganadera, entre otras:


• Iniciación de calificación urbanística a instancia del promotor por inactividad municipal.
• Superación de incumplimientos de distancias a linderos por edificaciones preexistentes.
• Estimación de recurso de alzada contra resolución denegatoria de calificación urbanística.
• Obtención de declaración de interés social de la actividad.
• Corrección de licencia municipal de uso y actividad en 3 ocasiones, por exclusión indebida de algunas edificaciones.
• Cambio de titularidad y fusión de registros porcinos.

GANADEROS, aquí estamos, ni un paso atrás, vuestra actividad es noble y productiva, a continuar así… ¡FUERZA!


Compartir: